lunes, 21 de febrero de 2011

Por Don Fausto antes de morir

Tengo aproximadamente 2 años bajando de peso sin razon alguna. Especialmente desde enero 2010 a la fecha la pérdida de peso ha sido excesiva, alrededor de 15 kilos de los 20 que he bajado han sido en el 2010.

Le comente a mi médico familiar en la clínica 01 de Morelos y dijo que no pasaba nada, nunca me mando a realizar algún estudio. En Julio 2010 empecé a sentirme muy mal, mareado y me dicen que tenía ausencias porque me preguntaban algo y no contestaba, de igual manera fui a mi clínica, (en ese tiempo me cambiaron a la clínica de Jiutepec) y tampoco me mandaron algún estudio o medicamento.

Entonces mi hija me pidió que fuéramos a un medico particular y fue ahí donde me empezaron a realizar muchos estudios de todo tipo, desde estudios de las arterias, del cerebro y de la cavidad abdominal. Fue ahí donde al realizarme un ultrasonido, una radiografía y un estudio de alfafetoproteina entre muchos mas, me dan el diagnostico de probable hepatocarcinoma y cirrosis.

Hace aproximadamente 8 años en el IMSS del Cuernavaca me quitaron la vesícula y entonces el medico cirujano me comentó que tenia cirrosis y aunque le insistí en que si no había algún tratamiento para la cirrosis nunca me mando nada. Según lo que me han comentado los diferentes doctores que me han revisado (incluso los del IMSS) es muy probable que el tumor que tengo se haya originado a consecuencia de la cirrosis no atendida por los médicos del Seguro Social.

Inmediatamente que recibí el diagnostico, me fui al IMSS para ser atendido, esto fue a mediados del mes de Noviembre 2010 y mi medico familiar entonces me turno a oncología y de oncología me enviaron al Siglo XXI, siendo mi primera cita ahí el dia 14 de diciembre de 2010.

En la cita previa del 14 de diciembre me dijo el médico que iba a solicitar una biopsia y que la iba a necesitar urgente así como una serie de estudios de laboratorio.

Se solicitaron los estudios pero al ir a solicitar la biopsia, el Dr. Torres de Radiología le dijo a mi hija que ya estaba muy avanzado el problema y que ya no tenia caso que fuera urgente el estudio. La cita la dieron para el 24 de Febrero de 2011 (2 meses y 10 días posteriores al día de la solicitud).

Mis hijos entonces me llevaron con un medico particular en el hospital Medica Sur y el Dr. Dijo que había un procedimiento que me podía dar una sobrevida de hasta 2 o 3 años, que es el proceso de quimioembolizacion. Desgraciadamente el tratamiento es muy caro (de $90,000.00 a $ 110,000.00 por sesión y por lo menos necesito 3) y nosotros no tenemos la posibilidad de pagar este tratamiento.

Al ver esta situación insistimos en que me atendieran en el Siglo XXI y mi hijo consiguió una cita con el Dr. Escudero, Director de Oncología del hospital citado. Fue acompañado de una Dama Voluntaria del hospital y los trataron de manera muy amable y dijo el médico que el día 14 de enero de 2011 me harían la biopsia y que si me tenían que hacer la quimioembolizacion por supuesto que me la harían ahí. Ahora creemos que solo lo dijo porque estaba la dama voluntaria ahí.

Me presente a la cita de la biopsia pero me encontraron liquido en la cavidad abdominal y me dijeron que no podían hacérmela y me enviaron a que me hicieran una punción para sacarme el liquido pero solo encontramos negativas tanto del personal de urgencias como de sarcomas.

Entonces mi hijo se fue a hablar con el Director de Sarcomas (que es el área dentro de oncología donde me están atendiendo ) y el Dr. Le dijo que ya no me iban a hacer nada. Que ya no había nada que hacer porque mi tumor es muy grande y hay mucho riesgo de hacer la biopsia y cualquier tratamiento. Que solo iban a darme el alta y a turnarme a mi clínica solo para que me controlaran la bilirrubina y esperar a morirme.

Mi estado de ánimo se fue hasta los suelos, sin embargo mis hijos me llevaron a ver a otro medico al Hospital ABC Dr. Carlos Florez Zorrilla, especialista en hígado y el nos dijo que me podía sacar adelante haciendo embolización del tumor y posteriormente ablación por radiofrecuencia. Que incluso podían darme nexavar (sorafenib) y que puede ayudarme a impedir que el tumor siga creciendo.
Tanto el nexavar como la quimioembolizacion si lo proporcionan en el Siglo XXI, esta información me la dieron tanto en Oncología en Cuernavaca como el médico que me atendió en la cita previa.

Sin embargo la intención de los médicos del hospital Siglo XXI era ya mandarme a casa para morirme, porque igualmente es inalcanzable para nosotros pagar el tratamiento en el hospital ABC a pesar de ser mas económico el tratamiento que en la Clínica Medica Sur.

Entonces mi hija mando una solicitud de apoyo a Presidencia de la Republica, contestándonos inmediatamente que se iba a dar el tratamiento solicitado. Y a su vez nos entregaron una copia del oficio que se envió al IMSS con la indicación para que me dieran ya el tratamiento, entonces fue cuando recibimos una llamada de Contacto Ciudadano y nos pidieron que acudiéramos a una cita con el Dr. Escudero (Director de Oncología).

Acudimos a la cita el día 28 de Enero del año en curso y al principio el Dr. Se noto molesto, incluso comentó que le daba mucho coraje que los sueldos del las personas que laboran en presidencia son altísimos y no invierten en el IMSS. Y nos negó que existiera la quimiombolizacion en el Siglo XXI, entonces mi hija le dijo que ya lo había investigado y que si lo daban y que desde noviembre me están “atendiendo” en el IMSS (específicamente en el Siglo XXI desde el 14 de Dic) y que no me han dado absolutamente nada. Entonces el Dr. Se comprometió a tener una reunión con los médicos de su equipo para valorar mi caso y ver que procedimiento podían ofrecerme. Yo le deje mis estudios originales, incluyendo una tomografía (todos tomados en laboratorio particular) y me dijo que no me preocupara, que el día 3 de febrero que tenia mi cita en sarcomas ya me tendría una respuesta de que podrían ofrecerme y ese día me entregarían mis resultados.

Muy esperanzado me regrese a casa pero al llegar a la cita el médico que me recibió no mencionó que ya tuviera algún tratamiento para mi, solo me mando un medicamento para eliminar la ascitis y que me valoraría en 3 semanas mas para ver si se hacia la biopsia, pero nunca dijo nada de empezar ningún tratamiento.

Nos dirigimos al salir a hablar con el Dr. Escudero, y no estaba y la secretaria nos dijo de manera prepotente y grosera que no podía entregarnos los estudios porque el Dr. No los había visto aún.

Por supuesto que ya no quise dejar mis estudios, una vez mas nos demostraron que no tienen ningún interés de ayudarme a sanar, solo quieren ganar tiempo para que venga el desenlace de mi vida.

Fausto Torres


Esta relatoría la hicimos mi papito y yo el dia 8 de febrero del año en curso. Su interés era poder conseguir que subrogaran el servicio en el hospital Salvador Zubiran (donde ya empezaban a atenderlo de una manera muy diferente a como lo hicieron en el IMSS) sin embargo el dia lunes 14 de febrero empezó a vomitar sangre y tuvimos que llevarlo de urgencia al IMSS llegando a las 6 A.M aproximadamente. Desde que llegó nos decían que debían ponerle sangre para reponerle la que estaba perdiendo, no se la pusieron hasta ese dia en la noche.
Le programaron una endoscopia para el dia martes 15, pero como en la Clinica Numero 1 de Cuernavaca estaba descompuesto el endoscopio lo enviaron a Imagen Medica, un laboratorio paticular.

Mi papito llegó mas o menos bien. Casi no había vomitado ya. Al llevarlo al estudio me pidieron que pasara con el y uno de los doctores me dijo que no lo habían anestesiado. Me sorprendí como sufrió mi papi en el estudio, vomito muchísimo en los 30 minutos aproximadamente que duro. Calculo que fue mas de 1 litro el que perdió de sangre en esos minutos.

Me dijeron los doctores que no le habían podido hacer bien el estudio porque había demasiada sangre. Al parecer al ponerle una sonda a mi papa en el IMSS lo lastimaron y era excesiva la cantidad de sangre que perdía.

Salió del estudio y exageradamente pálido pidió agua para tomar y la autorizaron los médicos. Era impresionante la desesperación con que mi papito tomaba agua. Mi papi entonces nos dio la bendición a mi madre, a mis dos hermanos y a mi. Y dijo que ya no aguantaba, que le hablara al Sacerdote para que le diera la unción.

Nosotros pensamos que era solo que se puso nervioso por lo aparatoso y doloroso que había sido el estudio, pero en realidad si se veía muy demacrado.

De regreso al IMSS convulsionó en la ambulancia, llego a urgencias en estado de shock y después de una hora aproximadamente mi papito falleció.

Mi papi se fue con muchas ganas de sanar, le preocupaba mucho dejar a mi mami solita pero también se fue con una gran desilusión porque los médicos del IMSS, sobre todo los de oncología del Hospital Siglo XXI no quisieron hacer absolutamente nada por el.

2 cosas me pidió en estos últimos días que vivió mi papito, que cuidara a su esposa (mi madre) con la que vivió 49 años de su vida y que diera a conocer la terrible NEGLIGENCIA con la que lo trató el IMSS, que en ningún momento hicieron nada para regalarle una sobrevida para que siguiera con su familia. Y lo voy a dar a conocer.
A mi papito, no me lo va a regresar nada de lo que yo haga, pero si logramos que se salven otras vidas mi papi y yo estaremos contentos.

Luz Alba Torres Astudillo

@luzalba

3 comentarios:

  1. Hola, entonces el doctor Carlos Florez Zorrilla es negligente? Mi tío se está tratando con él, debo advertirle de algo?

    ResponderEliminar
  2. Hola, entonces el doctor Carlos Florez Zorrilla es negligente? Mi tío se está tratando con él, debo advertirle de algo?

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo a Don Fausto, desafortunadamente no hubo oportunidad de tratarlo por situación económica lo cual impacta a una gran cantidad de pacientes sin un servicio médico institucional o privado.
    Han pasado unos años y agradezco los comentarios de Luz Alba.

    ResponderEliminar